Acoso a mujeres en el transporte público de Oaxaca; autoridad extraviada

Jaqueline Robles. Martes 28 de Noviembre de 2017.

A las 6 de la mañana Mayra tiene que iniciar su recorrido, desde su hogar hasta su lugar de empleo, al medio día acude a la escuela y por la noche vuelve a casa, en distintos momento ella utiliza el servicio de transporte público y, como muchas mujeres en Oaxaca, Mayra se enfrenta al riesgo de ser acosada o violentada por choféres y ayudantes de los mismos.

Los actos delictivos que se realizan en el servicio de autobuses urbanos y taxis pocas veces se denuncian ante la dilación con que actúan algunas autoridades, las cuales incluso desconocen a ciencia cierta el tema y crecen de registros contundentes sobre estos hechos.

El único documento que da idea del acoso que padecen las mujeres en el transporte público, es el Diagnóstico Georreferencial para Conocer la Incidencia Delictiva en las Rutas del Transporte Público en Oaxaca, desarrollado por el Laboratorio de Psicología Social en el 2014.

En él destaca que la ruta más peligrosa es la que traslada hacia Ciudad Universitaria; ello lo sustenta el documento en 140 encuestas aplicadas a mujeres que han sufrido desde piropos obscenos y ofensivos hasta miradas lascivas y tocamientos, esto en cuanto a camiones; sin embargo, hoy en día, la denuncia pública contra taxistas por intento de violación cada vez es mayor.

A pesar de que cada vez se hace más evidente este fenómeno de violencia en contra del género femenino en Oaxaca, pocos son los esfuerzos que se realizan para contrarrestarlo, algunos son a través de organizaciones, empeños aislados que no garantizan mucho a favor de este sector.

Lamentable naturalización del acoso a mujeres

Ximena Avellaneda Díaz, presidenta del Grupo de estudios sobre la mujer Rosario Castellanos, lamentó que el acoso y la violencia contra las mujeres en el transporte público se haya naturalizado de tal forma que, a la fecha, no se apliquen sanciones a los agresores.

La activista reclamó que se carezca de tareas gubernamentales asertivas que controlen o erradiquen el problema, e incentiven la prevención y capacitación incesante en el tema de acoso y violencia contra la mujer y, en este caso, dirigido al transporte público.

De entre los esfuerzos aislados que recordó, se encuentra el que realiza el Poder Judicial del Estado que, a través de la Dirección de Derechos Humanos de la Judicatura, inició recientemente la campaña “Visibilizando el acoso sexual callejero”, aunque dijo, éste no ha impactado lo suficiente.

Avellaneda Díaz, insistió que hace falta un esfuerzo interinstitucional e integral, de sensibilización en los medios de comunicación y espacios públicos para que todos los sectores de la sociedad entiendan que el cuerpo de las mujeres debe respetarse.

Sin cumplirse programas anunciados por gobierno

En agosto pasado, la Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca (SSPO) anunció que, a través del Centro de Reeducación para Hombres que ejercen Violencia contra las Mujeres (CREHVM), trabajaría en la aplicación de acciones para reducir el acoso contra las féminas, lo que incluye coordinar tareas con la Secretaría de Vialidad y Transporte (Sevitra) para preparar y certificar al personal que conduce vehículos del transporte público.

A la fecha y, pese al anuncio oficial, no hay indicio de alguna actividad iniciada en ese sentido y, según la directora del (CREHVM), Lidia Marusia López Andrade, podría ser en los próximos días cuando se inicie este proyecto, sin embargo, no supo especificar fecha ni tareas que ya se hayan acordado con Sevitra y principalmente, con los concesionarios.

Concesionarios dispuestos a contribuir

Según el presidente de organización de Transportistas Agremiados de la Ciudad y del Estado de Oaxaca (TACOE), Ricardo Villanueva Saturnino, aseveró que para ellos es importante la capacitación que ofrecen las autoridades, pero sobre todo, que la certificación de los taxistas incluya la aplicación de exámenes toxicológicos y psicológicos.

“Se trata de contar con una certificación del conductor y del vehículo para prestar un servicio seguro, no se trata de que solo recibamos cursos y nos pongan distintivos, sino de ganar la confianza del usuario y, en el caso de las damas que usan este servicio, nosotros siempre hemos estado dispuestos a ello”, aseveró.

Por su parte, Álvaro Medina Félix, concesionario de la Línea Transportes Urbanos y Suburbanos Guelatao (Tusug), coincidió en que es necesario que las autoridades se apliquen en la creación de estrategias de protección a los usuarios del servicio, en especial de las mujeres, lo que sin duda avalarían los concesionarios.

“Claro que entraríamos en la misma dinámica, tenemos madres, hermanas e hijas a las que defenderíamos de cualquier patán, por ello estoy seguro que todos los transportistas apoyaríamos lo que decida el gobierno para protegerlas”, concluyó.

Fuente: Noticias Voz e Imagen de Oaxaca.

Comunicacion 28 noviembre, 2017 NOTAS, NOTICIAS 0 comentario(s)