Empodera GESMujer a jóvenes para impulsar salud materna en comunidades

Once jóvenes de diferentes comunidades indígenas y afromexicanas concluyeron este sábado el seminario “Intervención comunitaria a favor de la salud materna”, un proceso de formación que impulsó el Grupo de estudios sobre la mujer Rosario Castellanos (GESMujer) A. C. para incidir positivamente en el ejercicio de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, desde una perspectiva de género y visión intercultural.

El estado de la salud materna e infantil es un importante indicador de justicia social. La agenda mundial de equidad de género ha llamado a la mortalidad materna una violación de los derechos humanos de las mujeres. Aunque las tasas de mortalidad materna e infantil han disminuido en México, en Oaxaca sigue siendo un problema de salud crítico.

El Observatorio de Mortalidad Materna informó que en 2014 el índice de mortalidad materna en la entidad era de 46.7 muertes por cada cien mil nacidos vivos, cuando la tasa nacional promedio era de 38.9 muertes por cien mil.

Las mujeres de comunidades indígenas a menudo enfrentan mayores desigualdades socioeconómicas, bajos indicadores de salud materna y mayores tasas de embarazo en la adolescencia. La tasa de mortalidad materna en mujeres que hablan una lengua indígena representan el 36.8 por ciento de las que se registran en Oaxaca, mientras que ese mismo indicador a nivel nacional es de 9.9 por ciento, según datos del mismo observatorio.

Ante ese panorama, en abril pasado GESMujer inició el seminario “Intervención comunitaria a favor de la salud materna”, el cual contó con el financiamiento del Centro de Estudios de Género de la Universidad de Texas en Estados Unidos, y la organización internacional Pangea Giving for Global Change.

Gracias a la participación de Daniela Bermea, estudiante postgrado de la Universidad de Texas, en este proceso se utilizó la técnica de foto-voz, la cual consistió en dotar a las asistentes de una cámara fotográfica para que pudieran recolectar datos y documentar problemáticas dentro de sus comunidades, para después comunicar esa información con las autoridades municipales y promover la acción social.

Para la doctora y catedrática de la Universidad de Texas, Melissa Smith, esa técnica fortaleció el trabajo que las asistentes al seminario realizaron como parte de su plan de acción. La meta es que a futuro puedan implementar esos planes para mejorar la salud materna dentro de sus comunidades.

Durante la sesión de cierre de este seminario que durante tres meses se desarrolló en las instalaciones del GESMujer, Nallely Mendoza Ruíz, originaria de Nejapa de Madero, San Carlos Yautepec, a nombre de sus compañeras agradeció ser parte de este proceso que les dota de herramientas para trabajar a favor de la salud materna de las mujeres en sus comunidades de origen.

La presidenta del GESMujer, Ximena Avellaneda Díaz, resaltó que este proceso de formación coloca a las líderes comunitarias con quienes ha trabajado el GESMujer como protagonistas y promotoras de cambios desde la percepción de las problemáticas de salud de niñas, adolescentes y mujeres en edad reproductiva.

Resaltó también el importante papel de las autoridades municipales de las comunidades de donde viven las asistentes a este seminario, ya que inciden en la toma de decisiones en torno al ejercicio de los derechos a la salud materna de las mujeres y en algunos casos facilitan la realización de ferias comunitarias informativas, como la que el pasado 22 de julio realizó Andrea Marina Méndez Hernández en Santa Catarina Quiané, Zimatlán de Álvarez.

Además de Nallely y Andrea, las jóvenes que concluyeron su seminario en el GESMujer son Concepción Beltrán Velasco, de San Pedro y San Pablo Teposcolula; Florentina Ruíz Vélez, de Las Palmas, Santa Cruz Zenzontepec, Sola de Vega; y Johana Zurita Ruíz, de Santa María Ozolotepec, Miahuatlán de Porfirio Díaz.

Concluyeron también Maricela Zurita Cruz, de San Juan Quiahije, Santa Catarina Juquila; Neyvi García López, de Ayoquezco de Aldama, Zimatlán de Álvarez; Rosalía Villanueva Solis, de San Mateo del Mar; Viridiana Canseco Martínez, de Santa Catarina Juquila; Yolanda Camacho Calleja, de Cineguilla, Villa de Tututepec; y Yolanda Irma Pérez Martínez, de Santa Lucía Miahuatlán.