Persiste desigualdad de género en Oaxaca

Si bien en Oaxaca se han impulsado acciones que buscan acercar a las mujeres a la igualdad real y eliminar la discriminación y la violencia en su contra, el trabajo de las autoridades y la sociedad en su conjunto no debe interrumpirse, por el contrario debe intensificarse para poder decir que por su condición de género ninguna mujer corre el riesgo de ser asesinada o se le niega el ejercicio de algún derecho.

Basta recordar que el Índice de Desigualdad de Género (IDG) del 2012 reportado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo en México (PNUD) fue de 0.410 para Oaxaca, cuando el valor nacional fue de 0.393. Entre más se acerca dicho valor al cero éste representa un panorama de desarrollo igualitario, pero cuando se aproxima al uno lo que refleja es la amplitud de las desventajas de las mujeres frente a los hombres.

Los datos del último cuatrimestre del 2016 arrojados por la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, son claros al cuantificar también esa disparidad. De los 2.9 millones de personas que en Oaxaca están en edad de trabajar, 53.9 por ciento son mujeres, por arriba de los 46.1 por ciento de hombres. Sin embargo el 73.7% del 1.2 millones de personas inactivas son mujeres y solo el 40.1 por ciento del 1.68 millón de personas ocupadas son mujeres.

Además, en Oaxaca la tasa de participación económica para las mujeres es del 43.7 por ciento, más baja en comparación a la de los hombres que alcanza el 76.4 por ciento, mientras que la tasa de desocupación en mujeres jóvenes de 15 a 29 años es de 4.2, muy por arriba del 2.6 que reportan los hombres en ese mismo rango de edad.

Si se analizan las ramas económicas en Oaxaca, los hombres siguen predominando en las actividades tradicionalmente dominadas por ellos, como la agropecuarias con presencia del 86 por ciento; de la construcción con 97.1 por ciento; transportes y comunicaciones con 94.8 por ciento y la industria extractiva y electricidad con 71.6 por ciento; en tanto que es en el comercio con el 65.6 por ciento de presencia de mujeres, la industria manufacturera con 60.7 por ciento y otros servicios con 65.6 por ciento donde predominan las oaxaqueñas.

En cuanto al nivel de ingreso de personas ocupadas en Oaxaca, 66.9 por ciento de las 359 mil 471 personas que no recibe ingresos son hombres, a medida que se incrementa el ingreso la cifra de esta disparidad se invierte, puesto que el 54.3 por ciento de personas que reciben menos de un salario mínimo son mujeres contra 45.7 por ciento de hombres, el 73.8 por ciento de personas que perciben más de 10 salarios mínimos son hombres, contra el 26.2 por ciento de mujeres.

Para el Grupo de estudios sobre la mujer Rosario Castellanos (GESMujer) estas cifras concuerdan con la necesidad de que autoridades y sociedad en Oaxaca impulsen acciones concretas que equilibren la balanza de inequidad que históricamente ha perjudicado más a las mujeres.

El panorama en Oaxaca concuerda también con lema que para el Día Internacional de la Mujer ha impulsado la Entidad de la Asamblea General de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de la Mujer (ONU Mujeres) “Las mujeres en un mundo laboral en transformación: hacia un planeta 50-50 en 2030″.

A propósito de esta fecha, que no significa motivo alguno de celebración, el GESMujer ha decidido sumarse al paro internacional de mujeres, por lo que de manera simbólica se suspenderán las actividades cotidianas durante 30 minutos, de 15:00 a 15:30 horas.

Esta es una manera de protestar contra la desigualdad que diariamente viven las mujeres en Oaxaca, la explotación laboral y económica, así como todas las violencias que se tratan mantener como algo natural cuando en realidad violan una gama de derechos.

Es preocupante que a la luz de los hechos la igualdad entre las mujeres y los hombres no permee en todo el territorio oaxaqueño, sobre todo en las comunidades rurales donde la brecha de desigualdad se vuelve más pronunciada y violenta.

Comunicacion 7 Marzo, 2017 COMUNICADOS, NOTICIAS 0 comentario(s)