No hay productos en el carrito.

download (60)
NOTASNOTICIAS

Asesinan a Reina Isabel, madre de 5 hijos desaparecida un día antes en la Sierra Sur de Oaxaca

Redacción el Universal, Miércoles 31 de Marzo de 2021, El Universal.- Este martes fue encontrado el cuerpo sin vida de una mujer que había sido reportada como desaparecida un día antes en la población San Miguel Reyes, del municipio de Putla Villa de Guerrero. Familiares de Reina Isabel “N”, de 39 años, madre de cinco menores, identificaron su cuerpo hallado en el paraje Los Limones de dicha población de la Sierra Sur de Oaxaca, quien la tarde del lunes pasado salió a juntar leña, y desde entonces no regresó a su hogar.

De acuerdo con el reporte que familiares de la víctima dieron a medios locales, el cuerpo de Reina Isabel tenía indicios de violencia que demuestran que fue asesinada. Narraron que el esposo de Reina Isabel llegó a su casa luego de ir de trabajar, pero al ver que no estaba, fue a buscarla a donde acostumbraba a ir por la leña. Agregó que después de varias horas de búsqueda no la encontró, por ello, informó de su desaparición a la autoridad de San Miguel Reyes.

Fue hasta la mañana de ayer martes cuando después de varios minutos, en el paraje El limón de San Miguel Reyes, localizaron el cuerpo de Reina Isabel, con tres golpes provocados con un machete, señalaron. Al lugar llegaron elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI), quienes luego de realizar las diligencias, ordenaron el levantamiento del cuerpo para realizar las investigaciones. Sólo en lo que va del 2021, de 1 de enero al 20 de marzo, la organización Grupo de Estudios Sobre la Mujer “Rosario Castellanos” (GES Mujer) ha documentado el asesinato de 21 mujeres; en promedio, siete muertes violentas de mujeres cada mes.

f800x450-124614_176060_5050
NOTASNOTICIAS

Aspirante de Morena a alcaldía de Santa María Xadani está acusado de violencia familiar

Pedro Matías, Miércoles 31 de Marzo de 2021, Proceso.- Angélica Ayala Ortiz, presidenta del grupo de estudios sobre la mujer “Rosario Castellanos” (GESMujer), exigió una postura clara del senador Salomón Jara, delegado especial del Comité Ejecutivo Nacional de Morena, sobre la candidatura de Osiris Jiménez Matus, aspirante a alcalde de Santa María Xadani, acusado de violencia familiar.

Señaló que, al ser originario de Oaxaca, Jara Cruz tendría que defender, desde su espacio de poder, el principio de hacer valer el derecho de más de la mitad de la población oaxaqueña a vivir libres de todas las formas de violencia –las niñas y las mujeres–, sin embargo, ha sido lo contrario.

Y dejó en el aire la pregunta: ¿Cómo defenderse de hombres poderosos que asumen un pacto patriarcal para mantener e incrementar su poder?

Asimismo, expresó su preocupación por la seguridad de Beliavit Guerra, quien por más de 20 años ha sido violentada por Jiménez Matus.

“La señora Beliavit ha tenido que desplazarse desde su comunidad, recorriendo instancias de gobierno para solicitar su apoyo con la denuncia por violencia familiar, y orientación para evitar ser despojada legalmente de lo que en los hechos ya ha sido”, apuntó.

Beliavit ha acudido a la Secretaría de las Mujeres, la Fiscalía Especializada por razón de género y la Defensoría de Derechos Humanos, instituciones de las que espera una atención que le permita defender sus derechos y seguir con su vida, abundó.

Lamentablemente, dijo, en este caso se ejemplifican todas las violencias que enfrentan las mujeres que intentan salir de una situación de violencia familiar, pues las acciones derivadas de su solicitud de orden de protección ha sido recibir una llamada telefónica desde Oaxaca para preguntarle si “está bien”, dado que es lo único que pueden ofrecerle.

Ayala Ortiz soltó: “Si utilizando todo su poder y el respaldo de un partido político, el señor Osiris Jiménez llega a la presidencia municipal de Santa María Xadani, ¿cómo será la vida de las mujeres y las niñas?, ¿quién atenderá los elevados niveles de violencia de género y violencia feminicida que existe en el Istmo?”.

Y, tras exigir protección para Beliavit, porque su situación es de alto riesgo, recalcó:

“Toda la maquinaria de poder político está en marcha, afirman asumir las consecuencias de sus decisiones, así que las mujeres tendremos que seguir avanzando a contracorriente, exigiendo un alto a las violencias en las casas, en las escuelas, en los centros laborales, en las comunidades y en las calles. Y en las urnas seguiremos exigiendo: ¡ningún agresor de mujeres al poder!”.

En el gobierno de Alejandro Murat Hinojosa, 110 mujeres y niñas han sido asesinadas de manera violenta en la región del Istmo.

Fuente: https://www.proceso.com.mx/nacional/estados/2021/3/31/aspirante-de-morena-alcaldia-de-santa-maria-xadani-esta-acusado-de-violencia-familiar-261095.html

th
NOTASNOTICIAS

Postula Morena Oaxaca a candidato denunciado por violencia familiar para la alcaldía de Xadani

Juan Carlos Zavala ,Martes 30 de Marzo de 2021, El Universal.- El partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) en Oaxaca postuló a Osiris Jiménez Matus como candidato a la presidencia municipal de Santa María Xadani, municipio de la región del Istmo de Tehuantepec, pese a que existe una denuncia penal en su contra por violencia familiar.

Además, esta noticia se da a conocer luego de que el dirigente estatal de Morena, Sesúl Bolaños, aseguró que ningún aspirante o candidato con antecedentes de violencia hacia las mujeres sería elegible por su partido a un cargo de elección popular, esto tras los casos de los precandidatos a diputaciones del Distrito 10, involucrados en el chat “Sierra XXX”.

Angélica Ayala Ortiz, del Grupo de Estudios Sobre la Mujer “Rosario Castellanos” (GESMujer), expresó su preocupación por la seguridad de Beliavit Guerra, mujer indígena quien después de más de 20 años de vivir violencia por parte del hoy candidato a la presidencia municipal de Santa María Xadani, Osiris Jiménez, se encuentra en riesgo de sufrir las consecuencias de la decisión del partido Morena, señaló.

Con sus escasos recursos, explicó, la señora Beliavit ha tenido que desplazarse desde su comunidad, recorriendo instancias de gobierno para solicitar su apoyo con la denuncia por violencia familiar, orientación para evitar ser despojada legalmente de lo que en los hechos ya ha sido, solicitando intervención para recuperar sus pertenencias personales, su ropa, de la que fue su casa, pero sin haberlo logrado.

“Mujer que ya ha acudido a la Secretaría de las Mujeres, la Fiscalía Especializada por razón de género y la Defensoría de Derechos Humanos, de quienes espera una atención que le permita defender sus derechos y seguir con su vida.

“Lamentablemente, en este caso se ejemplifican todas las violencias que enfrentan las mujeres que intentan salir de una situación de violencia familiar, pues las acciones derivadas de su solicitud de orden de protección ha sido recibir una llamada telefónica desde Oaxaca para preguntarle si está bien, dado que es lo único que pueden ofrecerle”, declaró Angélica Ayala Ortiz.

La dirigente de GESMujer cuestionó que, si utilizando todo su poder y el respaldo de un partido político, Osiris Jiménez llega a la presidencia municipal de Santa María Xadani, “¿cómo será la vida de las mujeres y las niñas?, ¿quién atenderá los elevados niveles de violencia de género y violencia feminicida que existe en el Istmo?”.

Recordó que en la actual administración 110 mujeres y niñas han sido asesinadas de manera violenta en la región del Istmo; tan sólo durante el 2021 han sido ocho indignantes casos, representando 32% a nivel estatal.

Ante esta reciente confirmación de Osiris Jiménez, Ayala Ortiz exigió protección para Beliavit, “porque su situación es de alto riesgo“, y demandó una postura clara del senador Salomón Jara como miembro del Comité Ejecutivo Nacional de Morena sobre esta candidatura.

“Toda la maquinaria de poder político está en marcha; afirman asumir las consecuencias de sus decisiones, así que las mujeres tendremos que seguir avanzando a contracorriente, exigiendo un alto a las violencias en las casas, en las escuelas, en los centros laborales, en las comunidades y en las calles”, señaló la presidenta del GESMujer, Angélica Ayala Ortiz.

Angélica Ayala acusó a Sesúl Bolaños de asumir la misma postura del senador Salomón Jara Cruz, delegado especial del Comité Ejecutivo Nacional de Morena, en el caso de Félix Salgado Macedonio: defender, por sobre los derechos de las mujeres, a quienes los violentan.

El senador Jara Cruz, al ser originario de Oaxaca, dijo, tendría que defender desde su espacio de poder el principio de hacer valer el derecho de más de la mitad de la población oaxaqueña a vivir libres de todas las formas de violencia contra las niñas y las mujeres.

“¿Cómo defenderse de hombres poderosos que asumen un pacto patriarcal para mantener e incrementar su poder?”, manifestó Ayala Ortíz.

Fuente: https://oaxaca.eluniversal.com.mx/politica/postula-morena-oaxaca-candidato-denunciado-por-violencia-familiar-para-la-alcaldia-de

captura_de_pantalla_2021-03-30_a_las_10.34.08
NOTASNOTICIAS

En lo que va del 2021, marzo es el mes más violento para mujeres en Oaxaca

Citlalli Luciana, Martes 30 de Marzo de 2021, Noticias Voz e Imagen de Oaxaca.- Con 10 feminicidios, marzo, mes en que se conmemora el Día Internacional de la Mujer, se ubica como el mes más violento en lo que va del 2021 en Oaxaca. Tan solo desde el pasado 8 marzo a la fecha, ocho mujeres fueron asesinadas en el estado, las últimas en San Pedro Jicayán y Santa Cruz Xoxocotlán, feminicidios cometidos durante el fin de semana.

Con el de E. M. G. efectuado en la región de la Costa y el de una mujer aún no identificada cuyo cuerpo fue encontrado a orillas del río Atoyac, “se llegan a 10 indignantes casos solo en el mes de marzo, convirtiéndolo en el mes de marzo más violento desde el 2018”, destacó Angélica Ayala Ortiz, presidenta del Grupo de Estudios Sobre la Mujer Rosario Castellanos (GESMujer).

De acuerdo al monitoreo de violencia feminicida del GESMujer, durante enero se contabilizaron 8 asesinatos, en febrero fueron siete y a tres días de que concluya marzo se registran 10, cantidad también superior a lo documentado en 2019 y 2020 en este mismo mes en el cual se conmemora el Día Internacional de la Mujer con el que se exige garantizar los derechos de las mujeres, y que en los últimos dos años ha servido para visibilizar la violencia feminicida y la impunidad que vive el país desde hace muchos años.

Ayala Ortiz, destacó que, en el caso de Oaxaca, la renuncia de un Fiscal cuestionado por la falta de resultados para atender la violencia de género y la violencia feminicida, la designación de un nuevo Fiscal con antecedentes de ejercer violencia familiar, son señales de una profunda preocupación.

“Lamentablemente, con los últimos feminicidios, el de una mujer indígena en San Pedro Jicayán ocurrido con un nivel de violencia extrema y el de otra mujer cuyo cuerpo fue abandonado en el río Atoyac, ejemplifican la problemática tan grave que se enfrenta en Oaxaca, pues no solo se les arrebata la vida, sino que después sus cuerpos son expuestos, abandonados, desechados, mostrando una deshumanización extrema”, expresó.

La activista feminista destacó que investigar cada caso bajo el protocolo de feminicidio, mostrar resultados que lleven a la detención y sanción de los responsables, es la única forma de generar confianza en la ciudadanía, alto a la impunidad y tolerancia cero hacia todas las formas de violencia hacia las niñas y las mujeres es un reclamo social que urge ser escuchado.

De acuerdo al monitoreo de violencia feminicida del GESMujer, 520 mujeres y niñas han sido asesinadas de manera violenta en la administración de Alejandro Murat, 305 desde la declaratoria de alerta por violencia de género y 25 en lo que va de este año.

Fuente: https://www.nvinoticias.com/nota/180345/en-lo-que-va-del-2021-marzo-es-el-mes-mas-violento-para-mujeres-en-oaxaca

Captura-de-Pantalla-2021-03-30-a-las-2.36.26
NOTASNOTICIASportada

Marzo, mes con más asesinatos de mujeres en Oaxaca

Yadira Sosa, Martes 30 de Marzo de 2020, El Imparcial de Oaxaca.- Con 10 asesinatos violentos de mujeres, marzo se convirtió en el mes con más casos en lo que va del año, cuando enero presentó ocho y febrero siete, sobre todo en las regiones de Valles Centrales e Istmo de Tehuantepec.

De acuerdo con el seguimiento hemerográfico del grupo de Estudios sobre la Mujer Rosario Castellanos (GESMujer). Oaxaca registra 25 mujeres asesinadas en lo que va de 2021, donde la forma de muerte en el 64% de los casos, han sido con arma de fuego.

Por regiones, la Costa encabeza en la lista con 9 asesinatos; le sigue el Istmo de Tehuantepec con 8, Valles Centrales con 6, así como la Cañada y el Papaloapan con un caso cada una.

Por edad, en 10 de los casos no se especificó la edad de la mujer, pero en siete tenían entre 30 a 44 años, cinco entre los 45 a 59, dos entre los 19 a 29 y una era menor de edad 18 años.

Del lugar de localización del cuerpo, cinco fueron encontradas en el interior de una casa, tres en un comercio o negocio, otros tres en la vía pública, mientras que el resto a la orilla de carretera, interior de un vehículo. lote baldío, barranco, río, camino de terracería y bar.

En el momento del hallazgo de los cuerpos, las autoridades correspondientes desconocían la identidad del agresor en 23 de los casos, mientras que en los dos restantes se supo que éste era esposo o ex pareja de la víctima.

De la forma de la muerte, 16 fueron por impacto de balas y cinco no fueron especificadas; así también, se señaló que una murió por estrangulación, otra por golpes, una más por degollación y otra a machetazos.

Marzo rebasó el número de víctimas en comparación con el año anterior, cuando se registraron siete asesinatos violentos; 2020 concluyó con 38 feminicidios, cuando en 2019 fueron 28 y en lo que va del año se contabilizan tres.

Asociaciones, colectivos feministas, hicieron un llamado a las autoridades del Gobierno del Estado para frenar la violencia feminicida y mayor coordinación entre los diferentes niveles de Gobierno.

Fuente: https://imparcialoaxaca.mx/oaxaca/519677/marzo-mes-con-mas-asesinatos-de-mujeres-en-oaxaca/

download (59)
NOTASNOTICIAS

Feminicidios en comunidades indígenas: muertes de mujeres que nadie ve, registra ni atiende

Yalina Ruíz, Miércoles 24 de mrazo de 2021, El Universal.- A Maricruz Zaragoza Zamora la  asesinaron menos de cinco días después del Día de la Mujer. Su cuerpo, con heridas en las mejillas y signos de estrangulamiento, fue localizado a  cinco kilómetros de la cabecera municipal de Santa María Guienagati, una población del  Istmo de Tehuantepec, región que organizaciones sociales identifican como la más violenta para las mujeres, pues ahí se comete el  37% de los asesinatos  en este sector  en todo el estado.

El crimen contra Maricruz, madre de tres hijos, despertó la indignación de organismos como  el Centro de Derechos Humanos mixe-zapoteca Binni Guixilayuu, que condenó los hechos: “Maricruz era una mujer indígena que nació y creció en esta comunidad, su padre era un luchador social… su  familia  ha sido violentada en múltiples ocasiones desde 2003”, relató Alejandra Guadalupe López

La activista aseguró que se le exige al Estado  que cumpla con su obligación de garantizar la  seguridad, pues “con el asesinato de una mujer indígena se violentan valores… es asesinar nuestra lengua materna”.

Pese a la gravedad de estos crímenes, en México no existen cifras oficiales sobre los asesinatos de mujeres indígenas, algo que según especialistas consultadas, puede considerarse como racismo institucional.  

De acuerdo con el Inegi, por ejemplo, la cifra de mujeres asesinadas en 2019 que hablaban una lengua indígena fue de 40, pero ese criterio no puede revisarse en otras categorías. 

Otra muestra  de ello es que la mayoría de  los ediles  indígenas no conocen los niveles de violencia contra las mujeres  que hay en sus municipios, incluso aunque se les haya decretado una Alerta de Violencia Género.  En Oaxaca, por ejemplo, de los 106 municipios que no han creado su instancia municipal de la mujer, la mayoría son indígenas.

Muertes invisibles 

Uno de los pocos esfuerzos por sistematizar los asesinatos de mujeres indígenas en México es el Diagnóstico Nacional sobre Violencias en contra de las mujeres y niñas indígenas, coordinado por  Sonia M. Frías del Centro Regional de Investigaciones Multidisciplinarias de la  UNAM. 

Según este estudio aún inédito, en 15 años, entre 2001 y 2016, mil 399 mujeres fueron asesinadas en las regiones indígenas de Oaxaca. 

Estas cifras señalan que  las  regiones con  alto índice de homicidios de  mujeres son la Mixteca (296), la Costa y Sierra Sur (233); Valles Centrales (259) y el Istmo, con 102 homicidios, según  la  investigación, cuyos datos son 2016. Hoy el Istmo encabeza la lista.  

Ismerai Betanzos, abogada zapoteca explica que los asesinatos de mujeres indígenas se enfrentan a un proceso más profundo de invisibilización, pues   la mayor parte de las entidades  no tienen datos al respecto  porque no levantan la pertenencia étnica. 

Lo anterior, explica en entrevista, desconoce  lo que está previsto en la norma desde 1992, cuando  México es reconocido como una nación pluricultural en el artículo cuarto constitucional, que define que la  nación mexicana  está  sustentada originalmente en sus pueblos indígenas.

Esta omisión en datos administrativos, señala,  puede ser considerada como “racismo institucional”, pues al no tener datos desagregados, “no puedes generar una política pública de atención” y muestra de ello son las Alertas de Género que no tienen perspectiva intercultural.

“El desinterés del Estado invisibiliza y no hay una política de atención diferenciada  porque no hay suficientes datos. Muchos feminicidios en comunidades indígenas, por ejemplo,  tienen que ver con la inclusión de las mujeres en la política”,,dice. 

Explica que para la política de erradicación  de la violencia contra las mujeres, que  corresponde a la Comisión Nacional para prevenir y erradicar la Violencia contra las Mujeres ( Conavim), tendría que estar estableciendo directrices para la coordinación con los estados y municipios, en cambio,  “sólo se atiende una visión de mujeres violentadas sin considerar la interseccionalidad, que   somos  distintas”. 

Ante ello, asegura que las acciones para  prevenir, atender,  sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres  debería ser diferenciada y tener mecanismos para incidir en las comunidades  en  lenguas indígenas. 

Lo anterior, detalla, porque por ahora sólo se  llega a un nivel de mujeres que pueden leer y escribir, mientras que los centros de justicia están en las cabeceras municipales o en las ciudades: “Si una mujer indígena llega a un centro de justicia no hay intérpretes traductores, no tienen idea de qué  lengua  hablan. Hay una falla del Estado, no hay atención a víctimas, con personal capacitado”.   

Además, indica que esa atención debe darse  desde la cosmovisión y desde perspectivas interculturales, pues de debe tratar a  las víctimas indígenas  de manera diferenciada. En cambio, señala que hay  casos donde las autoridades no han emitido medidas cautelares y la víctima termina siendo asesinada.  

“Es necesario tener en cuenta las diferencias culturales de las víctimas y evaluarlas desde el punto de vista del principio de la igualdad, a fin de romper con los prejuicios y estereotipos, especialmente, los que afectan a los pueblos indígenas y a las comunidades afrodescendientes”, señala.

Muestra de ellos son los datos de Sonia M. Frías, que indican, por ejemplo, que entre 40% y 50% de los asesinatos de mujeres indígenas ocurrió en su hogar, mientras que de aquellas que sufrieron una agresión sexual, sólo una de cada 10 buscó ayuda, principalmente por razones como miedo y que no hay a dónde acudir. 

Pero también por motivos culturales como “que así es la costumbre”. 

“A las mujeres indígenas nos matan en nuestra casa, y en el Istmo muchas veces queda en el ámbito de lo comunitario”, denuncia.

Justicia, sólo bajo presión social 

El sábado pasado, decenas de amigos y familiares de Maricruz marcharon en el Istmo para que su asesinato sea investigado como feminicidio, pues en esta región las muertes violentas de mujeres sólo se indagan como dicho delito cuando existe presión social. 

De acuerdo con Claudia Hernández, por ejemplo, responsable Centro de Atención y Ayuda a la Mujer Istmeña (CAAMI) de Juchitán y que pertenece al Grupo de Mujeres 8 de Marzo, durante 2020 en la región se registraron más de 20 feminicidios pero menos de la mitad se indagó como tal.

Sólo en lo que va del 2021, de 1 de enero al 20 de marzo, la organización Grupo de estudios sobre la mujer Rosario Castellanos (GESMujer) ha documentado el asesinato de 21 mujeres; en promedio, siete muertes violentas de mujeres cada mes.

La mayoría ocurrieron en las regiones del Istmo de Tehuantepec con el 33%, la Costa con 33%, Valles Centrales con el 24%, Cuenca del Papaloapan con el 5% y la Cañada también con el 5%.

Fuente: https://oaxaca.eluniversal.com.mx/sociedad/feminicidios-en-comunidades-indigenas-muertes-de-mujeres-que-nadie-ve-registra-ni-atiende