portada

Abre en Oaxaca la Biblioteca Feminista

Sexualidad, violencia de género, filosofía, son sólo algunos temas que se reúnen en el acervo literario de 600 libros y 300 revistas que conforman la primera biblioteca feminista pública de Oaxaca, inaugurada este viernes en el Archivo Histórico Municipal.

“La brecha que existe para el acceso al pensamiento feminista, especialmente en Oaxaca en donde la compra de libros todavía es privilegio de unos cuantos, es uno de los grandes retos y razones por las cuales nos apresuramos a abrir este espacio”, declaró Jaquelina Mariana Escamilla Villanueva, directora general del Instituto Municipal de las Mujeres, durante el acto inaugural.
Entre los libros que podrán ser consultados se encuentra un ejemplar de 1851, que es una compilación de publicaciones periódicas denominada La Semana de las Señoritas, documento que a las nuevas generaciones les permitirá comprender algunos procesos que se han dado a lo largo de más de 150 años. Éste fue donado por la regidora Mirna López Torres.

Jaquelina Escamilla precisó que la apertura de este espacio es fundamental para generar perspectivas nuevas y abrir el diálogo para el intercambio de ideas y de posturas críticas, así como para diseminar el pensamiento feminista.

“Leer textos feministas ayudar a consolidar alianzas sororales, a redescubrir la genealogía como mujeres, pero sobre todo, la biblioteca feminista se nutre de la creencia de que la lectura nos entusiasma con el ideal de construir un mundo mejor para todas y todos”, planteó parafraseando a Lola Robles, activista y escritora de literatura fantástica, cofundadora de una de las bibliotecas de mujeres más importantes del mundo.

Los ejemplares en la Biblioteca Feminista, a cargo de María Isabel Castellano Díaz, fueron donados por del Grupo de Estudios Sobre la Mujer Rosario Castellanos, Luna del Sur, Cepiadet, CIESAS, así como por la Regiduría de Cultura y de Derechos Humanos.

Otro de los objetivos es visibilizar el trabajo de las mujeres en cualquier sociedad y época. El sueño es crear un referente estatal.

En su oportunidad, Ximena Avellaneda, a nombre del GESMujer, manifestó que la biblioteca se establece como un red de espacios feminista para conjuntar esfuerzos.

“Lo que queremos es sumar para el conocimiento, la reflexión en los temas que tienen que ver con la condición de la mujer, sobre todo en un contexto que nos preocupa de violencia”, dijo.

Te gustaría saber acerca de..