NOTAS NOTICIAS portada

Feministas de Oaxaca y Q. Roo colaboraron con la detención del presunto asesino de Estela Rojas

Christian Jimenez, Miércoles 02 de junio de 2021, El Universal.- Estela Rojas Peña desapareció el 27 de noviembre de 2019. Dos días después, campesinos hallaron su cuerpo tirado a  la orilla de la carretera.  Los restos de la mujer de 34 años, quien fue vista con vida por última vez en Xoxocotlán, fueron encontrados en el paraje Paso de Piedra, Villa de Flores, en Zimatlán.

El tiempo transcurrió sin justicia para Estela. Desesperada, su familia pidió el acompañamiento y auxilio de colectivas feministas del estado, quienes desde la desaparición “movieron” por redes sociales la ficha emitida por la Unidad de Búsqueda de Personas no Localizadas (DNOL), dependiente de la Fiscalía General del Estado de Oaxaca (FGEO), para encontrar a la mujer.

Recientemente, las activistas, en coordinación con otras colectivas de Quintana Roo, aportaron datos suficientes para que la fiscalía de ese estado diera con el paradero de uno de los dos presuntos responsables del asesinato de Estela, quien  ahora está entre las 135 muertes violentas de mujeres que el Grupo de Estudios Sobre la Mujer Rosario Castellanos (GESMujer) contabilizó en 2019.

Pese a que, en primera instancia, la fiscalía consideró el caso como feminicidio,  un juez del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Oaxaca (TSJO)  determinó que no había vínculos emocionales ni personales entre los asesinos y la víctima.

Datos de la FGEO detallan que en 2019 sucedieron 146 crímenes contra mujeres, de los cuales, sólo 29 son considerados feminicidios, mientras que 117 se tipificaron como homicidio; uno de éstos es el de Estela.

En entrevista con El UNIVERSAL, las activistas  de Oaxaca que abonaron datos para la localización de uno de los presuntos asesinos de Estela, identificado como Armando “N”, aprehendido en Playa del Carmen, detallan que la labor colaborativa de las colectivas feministas fue crucial.

Antes de la aprehensión, se buscaron reuniones con el exfiscal Rubén Vasconcelos Méndez, pero el caso no prosperó. Por su parte, la colectiva quintanarroense Siempre Unidas, mantuvo un trabajo constante por redes sociales con la fotografía y datos de Armando L. G.

Las feministas oaxaqueñas relatan que hace aproximadamente tres semanas, sus homólogas en Quintana Roo hicieron contacto con ellas para contactar a la familia y aportar datos a través de reuniones con la FGEO, así como la ubicación del hoy detenido, tras lo que la Fiscalía de Quintana Roo, en coordinación con la instancia local,  ejecutó el arresto.

El GES  Mujer señala que en lo que va de 2021 suman 33 muertes violentas de mujeres.

Armando “N” quedó a disposición de las autoridades  por el delito de homicidio calificado con premeditación y ventaja  en agravio de Estela Rojas Peña, según lo asentado en la causa penal  665/2020, librada por el juez de Control del circuito de Valles Centrales, con sede  en Tanivet.

“Hay una deuda histórica del estado para con las niñas, mujeres y, entre éstas,  las activistas, pues a través del sistema de justicia, por no clasificarse como feminicidio, los criminales quedan en libertad y pueden seguir abusando de las mujeres, de las niñas y asesinándolas”, lamentan.

Ante la reclasificación del delito, las colectivas planean solicitar una reunión con el TSJO para hablar sobre los casos en los que el delito de feminicidio se ha reclasificado, a pesar de que hay factores claros para considerarlos como tal.

Sobre el tema, la coordinadora estatal en Oaxaca y Coordinadora Nacional del Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de las Mujeres (Cladem- México), Nelly Martínez Echartea, lamentó que la labor de los grupos feministas no haya incidido en la decisión del tribunal.

Ante la reclasificación del delito, las colectivas planean solicitar una reunión con el magistrado presidente del TSJO, Eduardo Pinacho Sánchez para plantear varios casos en los que el delito de feminicidio se ha reclasificado, a pesar de que hay factores claros para considerarlos como tal.

Para Martínez Echartea, la reclasificación de los feminicidios sucede frecuentemente no solamente en Oaxaca, sino en el resto del país. Detalla que, en un primer momento, es  un logro que la fiscalía estatal considere los crímenes contra mujeres como feminicidios, sin embargo, pese a las agravantes, los delitos son reclasificados por el TSJO.

Mientras tanto, a través de las redes sociales, colectivas feministas de Oaxaca y de otros estados difunden flyers con la fotografía del detenido y señalan: “Te encontramos… y nosotras seguiremos aquí hasta que la justicia se haga costumbre”.

Fuente: https://oaxaca.eluniversal.com.mx/sociedad/feministas-de-oaxaca-y-q-roo-colaboraron-con-la-detencion-del-presunto-asesino-de-estela

Te gustaría saber acerca de..