Nos basamos en un enfoque de Derechos Humanos, fundamental para entender de qué manera, dentro de una sociedad democrática, somos garantes de garantías universales y cómo los derechos sexuales y reproductivos de la población joven son parte importante. Rechazamos cualquier tipo de discriminación por género, adscripción étnica, preferencia sexual, religión, condición socioeconómica, así como ideología política.

Reconocimiento de un Oaxaca Pluriétnico y Cultural

Respetamos el carácter pluriétnico y pluricultural de nuestro estado, donde conviven diversos pueblos originarios, los cuales comparten el territorio. De igual manera, reconocemos que cada uno de estos pueblos tiene su organización social y política propia, su lengua y su cultura. Ésta propuesta retoma valores comunitarios de los pueblos originarios como son el respeto, la solidaridad y la comunalidad donde cada ciudadana y ciudadano tiene una responsabilidad ante su comunidad y donde lo comunal priva sobre lo individual.

Reconocimiento de pautas Sociales

Reconocemos los conocimientos propios comunitarios, así como los saberes tradicionales. Todas y todos somos parte de un contexto social y de una cultura, que nos enseña muchas conductas respetuosas de los derechos de otros y otras, así como algunas conductas que les lesionan y agreden. El conocer estas pautas sociales y observar los resultados, permite a las jóvenes tomar sus propias decisiones en torno a estas conductas, es el caso del fenómeno de la violencia de género al interior de las propias comunidades y del perjuicio en la vida de niñas, niños, jóvenes y mujeres.

Enfoque Laico y conocimiento Cientifico

Nos basamos en evidencias científicas y en un enfoque laico, los cuales nos permiten asegurar que los conocimientos transmitidos son parte del conocimiento científico y de hallazgos importantes sobre la salud sexual y reproductiva. De igual manera, partimos del principio de que debemos despojarnos de todo prejuicio religioso y cultural que limita el conocimiento e impone modos de pensamiento sesgado con relación a los derechos sexuales y reproductivos de la población joven.

Igualdad de Derechos para Mujeres y Hombres

Partimos del principio de la búsqueda de la equidad entre mujeres y hombres, el cual es fundamental para lograr una sociedad más justa que respete los derechos de mujeres y hombres, que respete el derecho a la participación y a la toma de decisiones dentro de la comunidad.