El Grupo de Estudios Sobre la Mujer "Rosario Castellanos" A.C., Organización feminista con mas de 40 años llevando acabo acciones a favor de los Derechos Humanos.

Emergencia 951 272 26 65

Aumentó hasta 52% asesinatos de niñas y adolescentes en Oaxaca durante la pandemia; han matado a 17

GESMujer / NOTICIAS  / NOTAS  / Aumentó hasta 52% asesinatos de niñas y adolescentes en Oaxaca durante la pandemia; han matado a 17

Christian Jiménez, Lunes 15 de Marzo de 2021, El Universal.- La consigna es corta pero poderosa: “Las niñas no se tocan”,  uno de las principales reclamos que las mujeres de Oaxaca manifestaron con rabia este 8 de marzo.  Todo ese  enojo  no es infundado pues, según  Angélica Ayala Ortiz, presidenta del Grupo de Estudios sobre la Mujer Rosario Castellanos (GES Mujer), “la pandemia vino a mostrar las profundas desigualdades para garantizar los derechos de las niñas en Oaxaca y, además, a agravarlas”.  

Muestra de ello, apunta, son las cifras de niñas y adolescentes asesinadas que se han  registrado durante el primer año de la  pandemia, en comparación con  2019. 

Según  la organización,  durante ese año se registraron nueve casos,  mientras que desde el inicio del confinamiento se dispararon 52%, con 17 casos. “Es el dato más grave que  hemos registrado”, lamenta.

En Oaxaca, los indicadores, incluso después de la declaratoria de Alerta de Violencia de Género (AVG) para 40 municipios, no han disminuido. “El entorno de violencia feminicida se ha incrementado para las menores de edad, lo que nos hace pensar en el acceso a la educación, la alimentación, las oportunidades”, agrega en entrevista con EL UNIVERSAL. 

Antes de la pandemia, asegura, había  un avance en temas de igualdad. No obstante, durante el  aislamiento  se agudizaron  problemas como el abandono escolar.

“Cuando las mujeres están saliendo a trabajar en empleos informales y mal pagados, quienes se quedan al cuidado de los hermanitos, son las niñas”. 

“Se reproduce también la discriminación, pues el que ellas se queden a cargo de labores del hogar les quita la oportunidad de acceder a la tecnología, a  una computadora, aumentando la brecha digital y alejando a las niñas de la escuela”, indica Angélica Ayala Ortiz, presidenta del GESMujer Rosario Castellanos.

No sólo lo dice ella. Según el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), durante la pandemia por Covid-19, en Oaxaca los casos de violencia contra niñas y mujeres ha crecido de manera importante, sobre todo la  violencia doméstica.

De acuerdo con la  línea  de atención telefónica que GES Mujer implementó desde marzo de 2020 para atender  casos de violencia de género las 24 horas, existe una tendencia que muestra que las niñas no están seguras ni en el hogar.  

Las denuncias  que han recibido que involucran a niñas y adolescentes tienen que ver con violencia sexual: acoso, abuso, violación, violación tumultuaria,  delitos que se han perpetrado en el hogar,  espacios digitales y en  calles. “No hay espacios seguros para las mujeres y las niñas”, dice Angélica Ayala del GESMujer.

El pico más alto de esas se denuncias se registró entre julio y agosto de 2020, pues se observó un incremento de  27%, que conincide con uno de los momentos más algidos en cuanto a contagios en el estado.

Según el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SENSP), en 2020  se registraron  en Oaxaca 2 mil 964 llamadas de emergencia por violencia contra la mujer, 4 mil 123, en pareja y 12 mil 620, en el  entorno  familiar.  Hubo 38 feminicidios  y 680   violaciones.

Además, según  Ayala Ortiz,  tras el periodo de aislamiento, el embarazo adolescente podría  aumentar hasta 20%,  cifra que  en   Oaxaca es preocupante, dado que la entidad ocupa el tercer lugar en embarazos infantiles y tempranos. 

“Oaxaca siempre tiene un nivel más elevado  porque, en el caso de las comunidades indígenas, continúan sucediendo embarazos infantiles, adolescentes y matrimonios infantiles”, agrega Angélica Ayala. 

Y denuncia que, en   casos de violación, acoso y abuso contra niñas, las dependencias encargadas de impartir justicia las revictimizan, responsabilizándolas de las agresiones que sufrieron. 

Incluso, dice, se documentó  un caso de  violación en el que las dependencias  no brindaron el medicamento de anticoncepción a la víctima, quien quedó embarazada y tuvo que vivir todo el proceso para acceder a una interrupción legal.

“Se debe proporcionar la anticoncepción  para evitar que las mujeres tengan que vivir estos procesos después de haber sufrido una violación”, finaliza.

Fuente: https://oaxaca.eluniversal.com.mx/seguridad/aumento-hasta-52-asesinatos-de-ninas-y-adolescentes-en-oaxaca-durante-la-pandemia-han